Sabemos que muchas reuniones de trabajo se celebran en torno a una mesa; es más informal que una oficina y se conecta mejor con el interlocutor. Pero una comida de trabajo tiene su miga y hay que saber qué hacer y cómo comportarse para que esa reunión sea un éxito. Aquí te detallamos algunos consejos para que todo vaya sobre ruedas.

A la hora de elegir el restaurante, trata siempre de que sea un lugar neutro, donde no haya ruido o música muy alta. Al fin y al cabo, es una reunión social, pero se van a tratar temas de trabajo. En el restaurante Muñagorri, por ejemplo, tenemos el salón insonorizado y las mesas con suficiente distancia entre ellas para favorecer las conversaciones más privadas. Si vais al restaurante por separado, es mejor que llegues un poco antes, muestra respeto e interés por tu parte y serás tú quien le reciba, a modo de anfitrión. Eso sí, no esperes sentado, mejor quédate a la entrada del local para recibir en cuanto tu acompañante entre por la puerta.

A la hora de sentarse, cede el asiento que esté con el respaldo en la pared y mirando al salón; es la forma en la que naturalmente nos sentimos más seguros, si nadie pasa por detrás de nosotros. Si esto no es posible, al menos intenta que tu acompañante tenga la mejor vista del local. Si eres tú el anfitrión, deja que el invitado pida primero y pide tú en consonancia. Y en caso de tomar vino, quien convoca es el encargado de elegirlo. Aunque también aquí te puedes dejar asesorar por el sumiller.

En el momento de pedir, es preferible evitar cualquier plato que manche o salpique. Por ejemplo, una sopa, pasta larga, chipirones en su tinta o cualquier alimento que se tenga que comer con las manos. Por el contrario, mejor pide cualquier cosa que sea fácil de cortar y que las porciones se puedan comer de un solo bocado. Una buena opción sería organizar la comida con un menú de grupo. Si vais a carta, tampoco pidas en exceso y recuerda: quien convoca es el primero en empezar a comer.

En definitiva, siempre debe primar la naturalidad, es la mejor aliada en cualquier situación.