Bueno, por la carne y por muchos otros productos de temporada que traemos en cada estación, siempre buscando los de mayor calidad. Pero hoy queremos hablaros de la carne, un alimento muy saludable que ofrece un amplio abanico de opciones de preparación, acompañamiento y maridaje.

A nuestras manos llegan varios tipos de carne y de cortes, principalmente de carne roja. Por ejemplo, el carpaccio de picaña de vaca rubia gallega madurada 30 días, que nosotros servimos con aceite de ajo y que podéis pedir junto con otras raciones para compartir en la barra de pinchos (Madrid ya ha adoptado hace tiempo esta costumbre tan clásica de la cocina vasco navarra) como en el salón interior, un espacio más íntimo, insonorizado y con mesas bien separadas.

Otras sugerencias de nuestro gastrobar son las costillas de cerdo ibérico, que podéis encontrar cocinadas a baja temperatura y con miel de arce; chuleta de vaca mayor o chuleta de buey, que cocinamos a la parrilla; carrillera de vaca, que servimos al oloroso con puré de patata; o el solomillo de vaca, que preparamos a la mantequilla con cebolletas francesas.

Además, por si esto fuera poco, hay dos platos que ya son unos clásicos en Muñagorri: el steak tartar de solomillo de carne roja (muchos lo coronan en el top de Madrid) y el pichón de Las Landas que lo preparamos en dos cocciones. Cualquiera de estas recetas dan como resultado platos sabrosos que parten, sin duda, de una materia prima de altísima calidad, algo de lo que estamos muy orgullosos.

Y claro, esto no sería posible sin unos magníficos proveedores de carne con los que trabajamos desde hace años, como Discarlux, en Madrid, y Carne Goya, de Tolosa (Guipúzcoa). Mantener esta calidad en lo más alto nos trajo un precioso regalo hace dos años: nuestro primer sol en la Guía Repsol. Y así pretendemos seguir, para que nuestros fieles clientes sigan considerando el restaurante como uno de los mejores lugares para comer en Madrid.